Bfoto-2015 | El Festival
¿Qué es el Festival BFOTO 2015?
Festival, Barbastro FOTO, emergentes, convocatoria, fotografía, foto, talleres, imagen, afib, somontano, bfoto, bfoto 2015, david jimenez, jordi v. pou
16168
page,page-id-16168,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-6.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive

Que empiece la fiesta

Lolo Sampedro BFOTO
FOTO: LOLO SAMPEDRO

He aquí un festival que considera que la fotografía es un arma cargada de futuro y que una verotipia puede ser una verotapia. Un lugar donde podrá encontrar desde fotos de Avedon a la imagen de una niña de cinco años, que es  el mismo mundo visto con una parecida emoción. Queremos que haya creación plástica en las calles de Barbastro, algo que se perdió con Julieta Always, y poder sacar la fotografía a la calle  para mostrar lo que nos parece importante, lo que nos conmueve o, simplemente, para ver la oscuridad que hay alrededor de una vela.

Después llegan las preguntas. Habrá exposiciones como Veintiocho que obligan a un ritual o talleres como  Mundos posibles y El corazón de una imagen que constituyen la formación en un cartel cuya mayor pretensión es querer hacer fotos y  aprender a mirar. Magníficas exposiciones, proyecciones nocturnas, charlas o un visionado público de porfolios en el que un jurado hablará de lo que enseñan y lo que esconden los proyectos fotográficos.

Posiblemente ayer se hicieron más fotos que en todo el siglo XIX, pero esa incontinencia fotográfica no sirve para mucho si no se comprende lo que se está haciendo. Es necesario buscar dentro de la imágenes para saber quienes somos y que está pasando. Siempre pasan cosas. Un festival, por ejemplo.

EL FESTIVAL

“Una fotografía es un secreto, acerca de un secreto” (Diane Arbus)

El origen de la idea se remonta al año 2007, cuando se desarrolló el proyecto fotográfico “Un día en la vida de Barbastro”. Con este trabajo iniciamos una serie de actuaciones en las que cada año se muestra el trabajo de componentes de AFIB y fotógrafos invitados, descubriendo lo propio a la vez que se incorporan otras visiones fotográficas y se fomenta la participación de la ciudad.

De estas experiencias surge el proyecto Barbastro-FOTO. Este festival nace en un panorama afectado por la crisis donde un evento de estas características, con escaso presupuesto y artistas emergentes, podría estimular el horizonte cultural de nuestra región. En esta primera edición se realizan diversas exposiciones, con participación de autores consagrados y emergentes. Al mismo tiempo, se concede una especial importancia al apartado formativo, fomentando además de una manera especial las intervenciones en espacios públicos. De este modo, el apartado OPEN es el contrapunto, una muestra fotográfica sin guión, participativa y libre, donde los espacios de la ciudad muestran la obra de artistas de diversos ámbitos, convirtiendo el espacio público en un lugar donde la imagen es protagonista.

LA ASOCIACIÓN

Afib es una asociación de amantes, en diverso grado, de la imagen. Algunos estamos enamorados, castamente, del blanco y negro analógico. A otros les amotina la sangre los pixeles y  las redes sociales. También hay quienes, sin despreciar la fotografía,  se han pasado como conversas a la imagen en movimiento: afirman que su vida es un plano secuencia mientras le hacen un plano americano al marido. Incluso hay alguno que se tapa con un paño negro para hacer fotos, sin dejar claro si esa acción termina en strip-tease o en foto.  Vamos, que lo mismo te planchan un pixel que te fríen un carrete.

Y, en esencia, eso es lo bueno: que cada uno use  la imagen para lo que quiera. Porque esa libertad ayuda a entender el mundo en que vivimos, cumple una función terapéutica y, además,  permite irse de cervezas. Como en todas las asociaciones  hay altas y bajas,  aunque también hay delgados y gordos, tampoco hay que ponerse demasiado purista.

Puede parecer que la tecnología ha cambiado mucho  este mundo de la imagen, pero todo sigue siendo igual. Lo único necesario es alguien que cuente una historia y alguien que la mire, un fuego encendido en el suelo donde unos quieren contar historias y otros quieren escucharlas. Siempre ha sido así.

I am text block. Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.